Conociendo al equipo: Javier Arce

Es todo un placer para Editorial Pájaro presentaros a
Javier Arce: ilustrador, programador, lector, escapista
y sin embargo amigo. 

Siempre que nos tropezamos con la archiconocida frase de Steve Jobs en la que afirmaba "Me gustaría vivir en la intersección entre tecnología y humanidades" no podemos evitar sonreír e imaginar a Jobs llegando a esa intersección y cabrearse mucho al ver a Javier sentado en ese punto, bebiendo una tazá de té, con un par de libros ininteligibles bajo el brazo y un zumbido saliendo de su testa, algo que sucede a menudo (aunque bien es cierto que hay que prestar cierta atención y afinar bien el oído para advertirlo) y que nos indica sin lugar a dudas que los engranajes renacentistas que sustentan su cabeza, se han puesto en marcha maquinando su siguiente movimiento. 


Sumérgete en el increíble mundo de Silly Inc. 


El papel de Javier es fundamental en Pájaro, primero por su exquisita portada contemporánea, que podrás ver en el libro "Antología de la poesía espectacular" de Yago Ferreiro Ruiz  y segundo porque es el arquitecto detrás de la experiencia de descarga digital que estamos preparando, para que cuando tengas tu libro físico puedas descargarte la copia digital gratuita y además llevarte (esperamos) una sonrisa de regalo.

Esta camiseta podrá ser tuya, en las siguientes semanas, antes del día 11 de abril ofreceremos más detalles de como conseguirla, gratis total. 


Pequeño cuestionario: Javier Arce


Javier Arce en su estudio en Madrid.

Javier Arce en su estudio en Madrid.

1 ¿Cuál es el libro más loco que hayas tenido entre tus manos? 

'My Cousin, My Gastroenterologist', de Mark Leyner. Es una colección de relatos experimentales absolutamente delirantes (por ejemplo: The Suggestiveness Of One Stray Hair In An Otherwise Perfect Coiffure). Curiosamente, es el primer libro que compré en Internet.

2 ¿Qué libro regalarías a un amigo?

Depende del amigo y de sus gustos, claro, pero siempre que puedo regalo "Especies de Espacios", de George Perec.

3 ¿Has prestado libros alguna vez? ¿Te los han devuelto?

Cuando tenía 19 años le presté uno de mis libros favoritos a una chica que me gustaba un montón en mi clase de alemán. Al terminar el curso la chica se fue, y con ella mi libro y mi fe en la bondad humana. Desde entonces soy muy cuidadoso con los libros que presto (y con las chicas de las que me enamoro). 

4 ¿Qué otros usos se le puede dar a un libro?

Los libros se pueden usar a modo de cofre en el que ocultar una pistola con la que escapar de un lío inesperado. O como arma arrojadiza para poner punto final a una discusión acalorada. O como tapadera para entregar notas amorosas, fórmulas químicas mortíferas o las coordenadas geográficas del tesoro (aunque como sabemos, la X nunca marca el lugar). También pueden servir como protección contra una bala dirigida al corazón. O como resorte secreto para desvelar pasadizos a las estancias más interesantes del castillo. O como mecha para el biblioclasta profesional. O como escalón para el lector bajito.

5 Te digo Pájaro, ¿Tu respondes?

Vámonos a leer al parque, pajarito.

Muchas gracias, Javier!.